Recetas con "salchichas"

Stroganoff from Denmark

5 de enero de 2011 | comentario sin comentarios
  • Ingredientes

  • - Carne de ternera
  • - Crema de leche
  • - Mantequilla
  • -Champiñones
  • - Mini frankfurts
  • - Arroz
  • - Ajo
  • - Cebolla

Esta receta me fascina.

Es una carne estofada con salsa de crema de leche y concentrado de tomate. Es simplemente deliciosa y apta para todas las edades.

Britt's Stroganoff

Nuestra queridísima Britt es danesa y este es uno de los deliciosos platos que se trajo de Denmark y cuando nos solemos portar bien nos lo prepara y os aseguro que es prácticamente imposible no repetir.

Entre los ingredientes únicamente hay que destacar un par de cosas:

Kartoffensalat (ensalada de patata)

30 de agosto de 2010 | comentario sin comentarios
  • Ingredientes

  • - Patatas
  • - Cebolla
  • - Salchichas de frankfurt
  • - Pepinillos
  • - Mayonesa
  • - Mostaza de grano
  • - Aceite y vinagre

Ya sé que en las épocas en las que nos encontramos podría ser algo cruel pediros que hagáis  este ejercicio de imaginación, pero…

Poneos en situación: Nos vamos a la playa bien pronto por la mañana. Llega la hora de comer con todo el sol y la sal pegados en el cuerpo ( y algo de arena), recogemos los bártulos y nos volvemos para casa. Llegamos, una ducha… y OH! Tenemos una fresquísima ensalada en la nevera. Simplemente sacar de la nevera y servir. Patata, salchicha, pepinillos… deliciosa! Además, para evitar líos una ensalada par todas las edades y que puede comer como plato único.

Igual que la ensaladilla rusa, esta ensalada de patata de origen alemán (no sé si es de origen alemán, pero el nombre, por lo menos, lo es) son una magnífica base para ir añadiendo y/o quitando ingredientes. En algunos bares la sirven con all-i-oli en vez de mayonesa. Eso ya va a gusto del comensal, nosotros como no somos muy amigos del ajo crudo, preferimos hacer una salsa a base de mayonesa y alegrarla con algo de mostaza. Como detalle a destacar encontraréis la cebolla en vinagre (con un pelín de azúcar), así se consigue suavizar su sabor y matar el aliento de haber comido cebolla cruda.

Es muy fácil de hacer y os aseguro que casi es más buena cuanto más fresca esté.