Recetas con "mejillones"

Mejillones atrevidos

12 de septiembre de 2008 | comentario 1 comentario
  • Ingredientes

  • - Mejillones
  • - Cebolla
  • - Puerros
  • - Ajos
  • - Crema de leche
  • - Queso de Cabrales

Comente con quien comente este plato siempre suelen ponerme la misma cara; una mezcla entre extrañeza, respeto y curiosidad, así que por esta razón los he llamado “Mejillones atrevidos” y no “Mejillones al Cabrales” como debería ser.

Riquísimo, el detalle.

La razón de esta receta es intentar cocinar unos mejillones con crema de leche, inspirados en la variedad de estilos con los que se suelen hacer por la zona de Bélgica. Por allí los pueden cocinar con crema de leche y curry, picantes, con cebolla con hierbas, y un larguísimo etcétera.

Estuve mirando recetas para adaptarlas a mis existencias frigoríficas y al ver el paquete de Cabrales que tenía en la nevera se me encendió la lucecita.

Estos mejillones los he hecho 3 veces y os aseguro que las mismas personas que al principio se extrañaban de la mezcla, al probarlos se quedaron encantadas.

Arroz frito con mejillones.

25 de junio de 2008 | comentario 6 comentarios
  • Ingredientes

  • - Mejillones
  • - Arroz
  • - Guisantes
  • - Cebolla
  • - Huevos

Señores y señoras: esta receta de arroz es un regalazo.
Así, sin más.


No sé de donde la sacó mi madre, pero os puedo asegurar que siempre que me la hacía era una fiesta. Os parecerá exagerado (e incluso posiblemente lo sea) pero es que este arroz es maravilloso.

Para este plato podeis usar el consejo que publiqué hace un par de días, el de congelar el agua de los mejillones.

Congelar el caldo de los mejillones.

24 de junio de 2008 | comentario 3 comentarios

Como ireis comprobando soy bastante aficionado a los congelados. No me refiero a los establecimientos de ultramarinos y productos congelados sino a congelar los alimentos.

En este caso mi consejo es que cuando compreis mejillones en la pescadería (para hacer unos mejillones al vapor, por ejemplo, o cualquier otro plato) compreis unos cuantos más y los guardeis congelados. Pero ojo! que no acaba ahí, no se trata únicamente de gongelar unos cuantos mejillones sino de aprovehcar el caldo de los mejillones. Es casi más sabroso que el producto en sí.

El día que hagais una paella i cualquier otro plato marinero sólo teneis que desongelar el caldo con mejillones y vereis como mejora la receta sustancialmente.