All-i-oli de codony

20 de diciembre de 2010 | comentario 1 comentario
  • Ingredientes

  • - membrillos
  • - ajos
  • - aceite
  • - sal

Sí, lo habéis leído bien, all-i-oli con membrillo.

El all-i-oli de codony es variación lleidatana (de Lleida, vamos) del clásico all-i-oli al que se le suele añadir (además del membrillo) pera o incluso manzana (que yo obvié). Esta salsa sirve tanto para acompañar carnes como de entrante.

La primera vez que probé el all-i-oli de codony fue en el Restaurant El Pigal (Casa Kiko, en Llessuí). Un restaurante de comida catalana con productos locales.  Una cocina de 5 estrellas a precio de  de 2 estrellas.

La preparación de este all-i-oli es sencillísima. Olvidaos de los clásicos problemas que nos podrían venir a la cabeza para ligar la salsa ya que el membrillo ayuda muchísimo a que queda homogéneo. La única pega es que no es tan inmediata como sería el all-i-oli ya que, como he indicado, el membrillo necesita un tiempo de cocción. Esta coccion, normalmente, suele realizarse hirviendo en agua el membrillo cortado pero dado que los membrillos que tenía esta vez eran exageradamente buenos y aromáticos (Òscar Armadans me trajo como 4 kilos) quise trabajarlos con cuidado para que subieran todos esos aromas y el azúcar caramelizara. Así que decidí asarlos en el horno.

Si tenéis tiempo os aconsejo, sin lugar a dudas, que lo preparéis asando los membrillos y no cociéndolos. La diferencia es considerable y si no, comparad el sabor de una manzana hervida con una manzana asada al horno ¿verdad que no es lo mismo? pues esa es la razón.

El membrillo es una fruta considerablemente grande, con una piel rugosa y amarillenta. Así en plan comparativo podría decirse que es como una pera grande (puede hacer unos 15 cm de largo) y pesada. La pulpa al natural es muy dura, amarga y algo astringente por ello no suele consumirse crudo sino cocinado. La temporada del membrillo suele ser hacia finales de otoño principios de invierno.

Ingredientes:

– membrillos
– ajos
– aceite virgen de oliva
– sal

Preparación:

Asar los membrillos en el horno dándoles la vuelta cada 20 minutos con la ayuda de unas pinzas. Suelen tardar una hora en asarse hasta su punto, para saberlo, presionar con las pinzas el membrillo y en el momento que esté blando estará listo.

Pelar los membrillos y rascar con un cuchillo el máximo de pulpa antes de llegar al corazón. Desechar corazón y piel.

Mezclar la pulpa con una batidora con el aceite, el ajo y la sal.

Consumir.

La receta en imágenes:

Colocar los membrillos en una bandeja para horno y asar a unos 180º.

membrillos para all-i-oli de codonycolocar los membrillos en el horno

Cada 20 minutos aproximadamente ir dando vueltas a los membrillos.

dar una vuelta a los membrillosotra vuelta a los membrillos

No os asustéis si la piel se va quemando y se derrama parte de la pulpa. Sabréis que están hechos por que estarán tiernos, no os dejeis llevar por el color.

membrillos recien salidos del hornodetalle de la pulpa

Pelad los membrillos (esperad que se enfríen, por favor) y con un cochillo id rascando la pulpa.

Atención, muy importante: Toda esa gelatina dorada del fondo de la bandeja debe aprovecharse. Recogedla con una cuchara (intentando evitar las partes más quemadas) y añadidla a la pulpa.

Aproximadamente la proporción que uso entre los ingredientes es: 300grs de pulpa (que viene a ser la pulpa neta de dos membrillos), un diente de ajo (o más) y  unos 150ml de aceite.

Se pica primero el ajo en el aceite para que quede mezclado. Lógicamente no se ligará, pero no os preocupéis.

ajo y aceite batidos

Añadid la pulpa del membrilloy seguir batiendo con la batidora hasta que tome una textura homogénea.

Yo lo envasé de esta guisa dado que era para regalar, pero lo podéis guardar tapado sin problemas. Al no llevar huevo y estar la fruta cocida yo creo que debería aguantar una semana en la nevera perfectamente.

De verdad, es exquisito.

Salud!

1 comentario

  1. Jordi dice:

    Uau. Té molt bona pinta, seriously.

Publicar un comentario