Pasta alla Zucca di Roberto.

12 de marzo de 2010 | comentario 2 comentarios
  • Ingredientes

  • - Cebolla
  • - Calabaza
  • - Pasta
  • - Crema de leche
  • - Albahaca

Atención, atención. Hoy tenemos el placer de presentaros una receta de pasta italiana cocinada por nuestro carissimo Roberto .

La verdad es que fue un placer ponernos a su disposición y que nos enseñara algunos trucos para que la pasta quedara magníficamente ligada con la salsa. Os parecerán una tontería pero desde entonces los usamos cada vez que hacemos un plato de pasta y os aviso: la diferencia de usarlos o no es considerable.

Tirando de memoria, las premisas que aprendimos fueron:

  • La pasta debe ser rugosa, nunca lisa: Al ser rugosa las cavidades que tenga acumularán salsa y quedará todo super ligado. Recordais esos macarrones que nos daban en el colegio? eran lisos y finos y nunca se les pegaba el tomate. Eran como dos elementos por separado (la pasta y la salsa) y costaba mucho comer un macarrón untado en salsa. Es una cuestión de física dado que se aumenta la suerpficie y los recovecos hacen que la salsa no resbale y se acumule en ellos. Por eso las espirales suelen salir más sabrosas que los macarrones, por que las primeras se impregnan de salsa entre sus surcos.
  • Al dente: Importantísimo el punto de cocción de la pasta (a tener en cuenta que el aldente italiano es bastante más duro que el nuestro). Normalmente cuadno quedan un par de minutos menos de lo que el fabricante indica ya se puede ir probando. La pasta al cortarla debe tener alma, es decir, debe aparecer en la parte central una zona más blanca que indica que el corazón todavía no se ha cocido del todo. Ahí está al dente.
  • La crema de leche, al final: Añadir la crema de leche a la salsa unos minutos escasos antes de añadir la pasta, de manera que no cueza ni hierva. Eso hace que la crema no quede encementada, que sea mucho más ligera y que se adhiera a la pasta formando una sola entidad.
  • La albahaca, al final. Si la añadimos al principio y la dejamos cocer el aroma fresco de la albahaca desaparece de la mano de su color verde intenso y únicamente nos quedaría unas vetas insaboras de un color verde oscuro y triste.

Dicho esto, Roberto no scocinó una sencillísima receta con Calabaza (esa gran desconocida) a la par que sabrosísima.

Cabe destacar que al final tiramos de nuestras costumbres hispánicas de ponerle queso a la pasta y, en contra de sus consejos, rayamos un poco de parmesano por encima. Lo siento, pero es que el parmesano en casa es como el bacon: siempre tenemos y casi siempre usamos.

Ingredientes:

– Cebolla (una)

– Calabaza (media, de las alargadas)

– Pasta (en este caso creo que usamos Rigatoni)

– Crema de leche

– Albahaca

Elaboración:

Cortar la cebolla y pocharla. Añadir la calabaza cortada a trozos y dorarla con la cebolla. Añadir algo de agua para que ligue ligeramente. Pasar por la picadora y devolver a la sartén. Reservar.

Cocer la pasta. En el momento que esté al dente, echar un poco de crema de leche a la salsa, la albahaca, remover y añadir la pasta.

Servir.

La receta paso a paso:

Sofreir la cebolla y mientrastanto cortar la calabaza.

Añadir la calabaza cortada y cuando chisporrotee, también medio vaso de agua.

Aquí tenemos los dos ejemplos: con el agua recién añadida y luego ya reducida. En cuanto se haya reducido, se apaga el fuego.

Lo pasamos por la picadora. La textura va al gusto, yo personalmente lo hubiera picado algo menos, para que distinguieran los cortes de calabaza, pero hay que reconocer que quedó finísimo.

Tenemos la pasta casi lista? Si? entonces incorporamos la crema de leche a la calabaza, unas vueltas y añadimos la albahaca (sin cortar).

Mezclamos con la pasta…

…y voilà!

2 comentarios

  1. quim giron dice:

    jolines si que tiene buena pinta, si tu mira la vaig a provar a la propera vegada que fagi pasta .

    Cosi estas fet un cuiner exelent

  2. carmen dice:

    abraiante e digna de probar a pasta feita na casaainda mellor

Publicar un comentario