Cal Siscu

3 de abril de 2009 | comentario sin comentarios

Que mejor manera de estrenar esta categoría que hablando de Cal Siscu.
Se trata del local donde comer uno de los mejores mariscos de Barcelona.

El local se encuentra en una perdida esquina del barrio de Collblanc. Lo normal es que las persianas estén siempre bajadas y cuando el local está abierto, únicamente suele abrir una de las dos persianas. No tiene ningún tipo de letrero ni cartel. Ni falta que hace.


El interior del local está a medio camino entre los adjetivos –peculiar- y –abandonado-. Estamos acostumbrados a que las marisquerías estén escritas en letra dorada y con algua tipografía Script. Cal Siscu no. El único item del Cal Siscu que podría intuir la calid de la materia prima que se consume, es la sencilla y elegante y limpia tarjeta de visita (diseñada por la hija de los amos). aparte de este ítem, es el polo más opuesto al concepto de marisquería que conocemos.
Es un antiguo bar con clásicas mesas de mármol de pie de hierro fundido y sillas de madera. Techo alto, muy alto y rodeado de neveras y barricas de madera que en su día debían tener alguna utilidad. Toni, el camarero y amo, se encuentra detrás de la gran barra de mármol. Detrás viejas estanterías pandeadas por el peso de las botellas y una cafetera con el (falso) cartel escrito a mano –NO FUNCIONA-. Sobre la barra el marisco del día. Hoy: nécoras, almejas, cañaíllas (enormes), camarón,…

El menú compuesto por:
– percebes – magníficos
– almejas crudas – fresquísimas
– almejas a la plancha – algo resecas
– cañaíllas – muy grandes y acompañadas por una vinagreta de pimienta y vinagre ideal.
– nécoras hervidas – no eran muy grandes pero gustosísimas
– camarón hervido – delicioso
– caldereta de bogavante – con truco (ver más abajo).
– postres – lionesas, tocinillos de cielo, y demás pastelitos.
– café copa y puro (se puede fumar)

Como comentaba el marisco es fresquísimo y los bogavantes vivos (antes de cocinarlos).
La elaboración del marisco suele ser bastante sencilla, partiendo desde el punto que se suele consumir vivo, generalmente la cocción se limita a la plancha o hervido. La cual cosa provoca que el valor añadido de una marisquería únicamente puede ser la calidad de la materia prima, dejando a un segundo término las habilidades culinarias de la cocina.
En Cal Siscu hay una habilidad especial en la cocina. El plato estrella es la caldereta de bogavante: Un sofrito y bogavante, y punto. Sencillo y deliciosos, sin granos de arroz, ni fideos, ni trozos de calamar ni gambas; sólo sofrito y bogavante servido en una gran caldereta encima de la mesa. En el momento que uno consume el bogavante y empieza a sumergir el (buenísimo) pan en la caldereta, el camarero se lleva el sofrito restante a la cocina para devolverlo escasos minutos más tarde con un huevo frito por persona en su interior. Como lo leéis. Es otra muestra de la sencillez. Es delicioso, una magnífica manera de despedirse del marisco.

Como comentaba de postre suele tener unos surtidos de repostería, que aunque yo no sea practicante, reconozco que de calidad excelente.

Vale la pena ir, de verdad.


Ver mapa más grande
Localización: C/ Martí Julià esquina C/Goya – L’Hospitalet de Llobregat
Teléfono: 93.4407258 (obligatorio reservar)
Especialidad: marisco
Precio por persona: 80€

Publicar un comentario