Pelar Tomates

13 de junio de 2007 | comentario 2 comentarios

En algunas tiendas de menage o incluso en IKEA se pueden encontrar una inmesa variedad de pelapatatas, unos cuchillos cortos con una ranura longitudional afilada. Estos utensilios sirven para pelar patatas, zanahorias y demás, pero: qué pasa con los tomates?

3 - pelar

Para estas hortalizas todos estos utensilios resultan inútiles así que no queda otra que usar otros métodos.

A causa de su piel y la textura de su carne se hace muy difícil pelarlos con un pelapatatas al igual que con un cuchillo. Pues bien, este truco es infalible, fácil y rápido.

Atención:

Se les practica dos cortes perpendiculares en forma de cruz:

1 - cruceta

Se pone a calentar agua y cuando hierve se meten los tomates durante 30 o 45 segundos (quizás necesiten más tiempo, depende del tipo de tomate).

Una vez pasado este tiempo, se dejan enfriar debajo del agua fría del grifo.

2 - hervir

… y simplemente se pelan solos:

3 - pelar

El tiempo para escaldarlos varía en función de la família de tomate que queramos pelar. Para saber el punto exacto se debe apreciar cómo la piel se empieza a soltar de la carne del tomate, mientras esta última conserva su textura dura, sin ablandarse. Si al pelarlo nos quedamos con la carne del tomate desecha en los dedos, es señal más que que escaldarlo lo hemos hervido. Y eso no es bueno.

2 comentarios

  1. Jorge dice:

    Buen truco! Siga usted añadiendo estas estupendas recetas, fáciles y bien explicadas. Me gusta como planteas cada plato.

    Un saludo

  2. Jordi dice:

    Gracias Jorge!
    Intento explicar las recetas de la manera más sencilla y plana posible.

Publicar un comentario